“Partiendo de la base de que todas las personas somos igualmente diversas o diferentes unas de otras, el término diversidad funcional se refiere a que cada miembro de la sociedad tiene unas determinadas capacidades, que deben ser gestionadas de modo que no se produzcan exclusiones o discriminaciones.”

Se ha buscado hablar en términos que no impliquen connotaciones peyorativas o negativas, como discapacitados o minusválidos, la idea es que en nuestra sociedad todos tenemos unas capacidades diferentes.

TIPOS DE DIVERSIDAD FUNCIONAL

Existen varios tipos según haya afectación o limitación física o intelectual o ambas de las capacidades de la persona. El origen de las mismas puede ser congénito o adquirido y de tipo temporal o permanente.

  1. Diversidad funcional motora, es la diversidad funcional cuyo origen son las limitaciones físicas, situaciones que implican una dificultad para realizar movimientos, lo cual afecta en la capacidad para desplazarse, para el equilibrio, para la manipulación de objetos o incluso para poder hablar y respirar.
  2. Diversidad funcional intelectual, es la diversidad funcional cuyo origen son las limitaciones intelectuales y/o psíquicas. Son situaciones en las que hay afectación del funcionamiento intelectual, retrasos cognitivos, Alzheimer, demencias, Esquizofrenias, Depresión, trastornos del espectro autista, síndromes que cursas con limitaciones intelectuales como el Síndrome de Down….
  3. Diversidad funcional motora e intelectual, es la diversidad funcional con origen tanto por limitaciones físicas como intelectuales, son situaciones en las que hay una afectación o limitación en las dos áreas, como pueda ser la Parálisis Cerebral
  4. Diversidad sensorial o multisensorial, es la diversidad funcional generada por limitaciones en el funcionamiento de los órganos de los sentidos: auditiva, visual, gustativa, táctil o combinaciones, las más frecuentes los ciegos y los sordo- mudos.

Para emplear un término sin connotaciones negativas, hablaremos de personas /pacientes con diversidad funcional y luego lo completaremos con el termino de limitación física, intelectual, sensorial….

En KIMO apostamos por el mantenimiento del estado de salud en todas las áreas y más específicamente en el área oral. Todos pensamos que el mejor tratamiento que podemos ofrecer es mantenernos en salud y para ello queremos /debemos insistir en la prevención. En las grandes áreas de la patología oral, dientes, encías, oclusión y funciones orales, se pueden realizar diagnósticos precoces y aplicar tratamientos y terapias cuyo objetivo es ser conservadores con los tejidos y favorecer o reconducir nuestra propia biología para que sea nuestra aliada y no nuestra enemiga. Todo esto cobra aún mayor intensidad o importancia en aquellas personas que presentan limitaciones en sus capacidades físicas y /o intelectuales. En estas personas con diversidad funcional el mantenimiento en salud y la intervención precoz evitando patología posterior más complicada de tratar es una inversión tanto para evitar la patología oral como para mejorar la situación sistémica. Nuestro equipo está muy sensibilizado con la situación de los pacientes con diversidad funcional ya que pensamos que pueden verse muy beneficiados con nuestra manera de vivir la odontología. En KIMO Disponemos de todos los recursos físicos y humanos para hacer que la experiencia de la visita al odontólogo sea segura, cómoda y reveladora.

La Dra. Cristina Fuertes es la especialista del paciente infantil con diversidad funcional, y la Dra. Victoria Martínez abarca el tratamiento integral del paciente adulto con diversidad funcional.